Descubre qué es la fascitis plantar y despeja todas tus dudas 11 November 2022 No Comments

¿Sufres dolor en el talón o la planta del pie, especialmente a primera hora de la mañana o después de practicar deporte? La fascitis plantar es una de las patologías de los pies más comunes, que afectará a una de cada diez personas a lo largo de su vida, pero, ¿sabes qué es la fascitis plantar y cuáles son sus síntomas? ¿Cómo podemos tratarla? ¿Es bueno andar para la fascitis plantar? ¿Qué tipo de plantillas resulta más recomendable si sufres de esta dolencia? ¡Sigue leyendo y respondemos todas tus preguntas!

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar figura entre las patologías de los pies con mayor incidencia entre la población general y es la causa del 80% de los casos de dolor en el talón, según apuntan muchos estudios médicos. Básicamente, esta afección consiste en la inflamación de la fascia plantar, una capa de tejido que conecta el hueso calcáneo con los metatarsos, recorriendo toda la planta del pie. La fascia contribuye a mantener la integridad del arco plantar y absorbe los impactos al caminar o correr. Además, este tejido conectivo también restringe la movilidad tangencial de los pies y evita que los vasos sanguíneos que recorren la planta sufran una compresión excesiva, para facilitar la circulación.

Cuando sometemos a esta zona a una fuerza de tracción demasiado intensa, se producen micro-roturas en la fascia, que provocan un dolor punzante en la zona del talón. El dolor suele ser más agudo a primera hora de la mañana, después de pasar mucho tiempo de pie o al levantarnos después de permanecer muchas horas sentados, como ocurre cuando trabajamos en una oficina. La hinchazón del talón, el enrojecimiento y el aumento de la sensibilidad también son síntomas habituales de la fascitis plantar. 

Fascitis plantar: causas y factores de riesgo

Reconocer los síntomas anteriores es básico para entender qué es la fascitis plantar y cómo tratarla adecuadamente. Una de las características de esta dolencia es que puede aparecer sin causas aparentes, si bien su incidencia es mayor entre personas de entre 40 y 60 años, personas cuyo trabajo exige pasar mucho tiempo de pie o deportistas, especialmente entre corredores o practicantes de ballet o danza aeróbica. La obesidad también es uno de los principales factores de riesgo asociados a esta dolencia.

La fascitis plantar también es más común en personas con pies cavos o valgos, ya que en estos casos el pie cuenta con menor apoyo en la zona lateral externa y la fascia queda sometida a mayor tensión. Las plantillas para la fascitis plantar resultan muy indicadas para las personas con esta morfología del pie, ya que, al corregir nuestra pisada, son capaces de reducir esta tensión excesiva y prevenir la aparición del dolor.

Además, aproximadamente en el 50% de los casos, la fascitis plantar está asociada a otra patología de los pies muy común, como es el espolón calcáneo. Si bien los médicos afirman que no existe una relación directa entre ambos trastornos, es un dato importante a tener en cuenta a la hora del diagnóstico. 

¿Cómo se trata la fascitis plantar?

En la gran mayoría de los casos, con un tratamiento adecuado, la fascitis plantar desaparece totalmente en unas 10 semanas. No obstante, es importante que no ignoremos este dolor, ya que, si no lo tratamos a tiempo, podemos cambiar inconscientemente nuestra forma de caminar y causar una mayor tensión sobre los tobillos, las rodillas, las caderas o la espalda, que pueden derivar en contracturas o dolores musculares.

¿Es bueno andar para la fascitis plantar o debemos evitar la actividad física? En su etapa inicial, el tratamiento de esta dolencia suele incluir el uso de antiinflamatorios y guardar reposo, para dar tiempo que este tejido conectivo se recupere. Sin embargo, una vez desaparece el dolor agudo, caminar es una actividad física de intensidad moderada que puede ayudarnos a fortalecer los músculos, tendones y ligamentos de nuestros pies y prevenir las recaídas.

Los masajes, estiramientos y otros tratamientos de fisioterapia centrados en la musculatura de la planta del pie también son muy beneficiosos para acelerar la curación de la fascitis plantar. Respecto a si es bueno andar descalzo para la fascitis plantar, hacerlo sobre una superficie mullida, como la hierba o la arena, puede ayudar a relajar los músculos de las plantas de los pies, aunque no es aconsejable si todavía sufrimos dolor al andar. 

Además, los expertos en la salud de los pies también recomiendan usar zapatos con tacones moderados, evitar el calzado demasiado plano, como las chanclas, y usar plantillas taloneras, un remedio sencillo pero muy efectivo para prevenir la fascitis plantar.  

Taloneras para fascitis plantar

Las plantillas para calzado representan una solución excelente para lograr que tus pies se sientan más cómodos dentro de tus zapatos, pero también son muy útiles para mitigar las molestias derivadas de trastornos como la fascitis plantar, los juanetes, los callos o los pies en garra. Una vez superada la crisis inicial, el uso de taloneras para la fascitis plantar permite amortiguar el impacto que ejerce nuestro cuerpo sobre la zona del talón mientras caminamos. Al reducir la presión sobre esta zona, es posible minimizar el dolor y las molestias derivadas de esta patología. 

¿Qué requisitos debe cumplir una talonera para la fascitis plantar? Este tipo de plantillas están diseñadas para ofrecer un soporte adicional en la zona del talón, elevándolo ligeramente. El catálogo actual de taloneras para la fascitis plantar incluye modelos fabricados en distintos materiales, desde las clásicas plantillas de piel a taloneras de silicona o gel, para una amortiguación óptima. La gama de plantillas Ortho, por ejemplo, disponible en nuestra tienda online, también cuenta con taloneras de diseño anatómico o taloneras para espolones, con una perforación central para aliviar la presión sobre la zona afectada por la bursitis.

Además de aliviar las molestias típicas de la fascitis plantar, el uso de plantillas taloneras también evitará que tus zapatos te rocen en la zona del talón, como ocurre muchas veces con las zapatillas deportivas, y mejorará el confort general de tus pies.

Por otra parte, dependiendo del diagnóstico, el médico también puede recomendar el uso de una talonera para la fascitis plantar ortopédica, fabricadas a medida. 

En definitiva, a pesar de su alta incidencia, la fascitis plantar es una patología con un tratamiento bastante sencillo si la tratamos a tiempo, que podemos prevenir eligiendo un calzado adecuado y usando taloneras para la fascitis plantar así que, ¡toma nota de estos consejos para cuidar la salud de tus pies y despídete del dolor!

Artículo relacionados:

Diferencias y similitudes entre las plantillas de piel y de cuero para zapatos 27 October 2022 No Comments

Con la llegada del otoño y la vuelta al cole, ¿necesitas renovar tus plantillas de cara a la nueva temporada? Las plantillas de cuero para zapatos representan una de las opciones estrella dentro del catálogo de estos complementos para calzado, pero, ¿sabes cuáles son sus cualidades y qué beneficios aportan? ¿Cuál es la diferencia entre el cuero y la piel? ¿Qué ventajas suponen las plantillas de piel para zapatos respecto a otros materiales? ¡Sigue leyendo y despejamos todas tus dudas!

Cuero y piel: ¿son lo mismo?

El material con el que están confeccionadas unas plantillas es una de las claves principales a tener en cuenta a la hora de elegir, ya que resulta determinante para la resistencia, comodidad y calidad general del producto final. Muchas veces hablamos del cuero y la piel como si fueran el mismo material, pero, si bien tienen muchas similitudes, también existen diferencias importantes entre ellos, tal y como te explicamos a continuación.

En realidad, la piel abarca una categoría mucho más amplia que el cuero, ya que incluye todos los tipos de pieles procedentes de animales utilizados para la confección de calzado, ropa o complementos como las plantillas de cuero para zapatos. La principal diferencia entre el cuero y la piel reside en su materia prima, además de su tratamiento y acabado. Cuando hablamos de piel, normalmente nos referimos a la dermis de animales más jóvenes, con una piel más suave, delgada y ligera. Por su parte, para el cuero suele utilizarse la piel de animales más viejos, más resistente y gruesa, que soporta mucho mejor el curtido.

Este proceso de curtido permite detener la descomposición de la piel animal, evitando que se pudra, además de impermeabilizarla. El curtido, no obstante, también es diferente dependiendo de si hablamos de cuero o de piel. En el caso del cuero, durante el curtido se elimina el pelaje de la dermis, mientras que en el curtido de la piel se mantiene este pelo, lo que le otorga un acabado totalmente diferente, como en el caso del ante o del nobuk.

Tipos de piel para zapatos y plantillas

La piel y el cuero son dos materiales muy apreciados por la industria del calzado y la moda en general, aunque se destinen a usos diferentes. Mientras que la piel suele usarse para la confección de prendas de ropa u accesorios de marroquinería, como bolsos, carteras o cinturones, el cuero se usa principalmente para la confección de zapatos o plantillas. Por eso, cuando hablamos de plantillas de piel para zapatos en realidad nos estamos refiriendo a plantillas de cuero.

Por otra parte, dentro de la industria zapatera existen diferentes tipos de cuero, dependiendo de su tratamiento. Uno de los más usados es el denominado Full Grain Leather, que utiliza la capa exterior de la piel, muy fácil de reconocer por su apariencia natural, que permite apreciar los arañazos o las cicatrices de la piel del animal, además de su olor. El charol es otro tipo de cuero, que se obtiene aplicando varias capas de poliuretano para brindarle su característico acabado brillante. En el caso del serraje, el ante o el nobuk, sin embargo, se utiliza la parte interna de la piel, por lo que su acabado es mucho más suave, aunque también son pieles mucho más delicadas que el cuero.

Para la fabricación de plantillas de cuero para zapatos lo más común es utilizar piel de vaca, elástica, de tacto suave y muy resistente, cualidades que lo convierten en una opción ideal para confeccionar estos artículos. Para el calzado también se usa piel de cordero, cabra y oveja, así como de animales más exóticos, como el avestruz o el caimán.

Plantillas de cuero: beneficios

Después de conocer las características de las plantillas de cuero para zapatos, ¿te gustaría descubrir las ventajas que suponen para tus pies? ¡Pues aquí tienes algunos buenos motivos para escogerlas!

  • Delicadeza para todo tipo de pieles

Los materiales naturales siempre han ocupado un lugar destacado dentro de la oferta de plantillas. Las plantillas de cuero para zapatos, las plantillas de lana o las de algodón son las más conocidas, aunque actualmente la oferta de plantillas para calzado se ha ampliado para incluir fibras naturales como el yute o el coco. En el caso del cuero, su curtido se realiza con vegetales totalmente naturales, por lo que se trata de plantillas totalmente antialérgicas y aptas para todo tipo de pieles, incluso las más delicadas, como la piel de los niños.

  • Comodidad total 

Las plantillas de piel para zapatos destacan por su tacto agradable y mullido, por lo que resultan muy cómodas de usar. Además, el cuero es una piel muy elástica, por lo que se adapta muy bien al pie. Muchos modelos incorporan también una base rígida de látex o PVC, para conseguir más firmeza y sujeción, y cuentan con refuerzos o almohadillas ubicadas en zonas estratégicas, como el talón o la parte de los dedos, para mejorar su ergonomía.

  • Transpirabilidad

El cuero es un material poroso, absorbente y totalmente transpirable, por lo que las plantillas confeccionadas con este material permitirán que tu piel respire y tus pies se mantendrán siempre secos y libres de humedad. De esta forma, además de sentirte mucho más cómodo, también evitarás la aparición de malos olores derivados de un exceso de sudoración.

  • Alta resistencia

La gran elasticidad que caracteriza al cuero hace que esta piel resulte increíblemente resistente, lo que brinda a las plantillas de cuero para zapatos una larga vida útil y las convierte en una opción muy recomendable para un uso intensivo, como en el caso de las plantillas infantiles o las plantillas para calzado deportivo. El cuero también es un material resistente al agua, por lo que no tendrás problemas si tus plantillas se mojan. 

  • Confort térmico

Una de las grandes ventajas de las plantillas de piel para zapatos es su capacidad para mantener un confort térmico óptimo en cualquier ambiente, conservando tus pies calientes cuando hace frío y frescos cuando las temperaturas suben. Por esta razón, este tipo de plantillas pueden usarse durante cualquier época del año, tanto como plantillas de invierno como de verano.

Como ves, las plantillas de cuero para zapatos son una elección fantástica si necesitas renovar tus plantillas para este invierno o estás equipando a tus hijos para la nueva temporada escolar. Ahora que ya conoces sus excelentes cualidades, ¿te animas a probarlas?

Artículos relacionados:

Trucos para acertar con la talla de las plantillas de zapatos para niños 26 September 2022 No Comments

Niños cogidos de la mano

Con la llegada del mes de septiembre, se acerca la vuelta al cole y hay que equipar a los tus hijos para afrontar un nuevo curso lectivo: libros, cuadernos, mochilas, uniformes…  ¿pero has pensado también el cuidado de sus pies? Las plantillas de zapatos para niños son un complemento fundamental para garantizarles un máximo confort durante este nuevo curso. Si necesitas renovarlas o estás pensando en comprarlas por primera vez, a continuación, te contamos todo lo que necesitas saber para escoger la talla perfecta.

Claves para elegir la talla de las plantillas para zapatos de niños

  • De forma general, la talla ideal de unas plantillas infantiles para zapatos es la misma que la del calzado, aunque, dependiendo de su grosor u otros factores, quizá podrías necesitar un número menos. 
  • El catálogo actual de plantillas de zapatos para niños incluye tanto modelos con tallas numeradas, de forma similar al calzado, como plantillas recortables, que puedes adaptar a medida. La Plantilla Kingu Recortable, por ejemplo, tiene un tamaño que abarca desde la talla 21 a la 38, con líneas premarcadas para que recortes la plantilla según tus necesidades.
  • Además de la talla, el grosor de las plantillas también es importante, ya que restan espacio dentro del calzado. Dependiendo de los materiales con los que están confeccionadas, el grosor de las plantillas de zapatos para niños puede oscilar entre los 6 y los 3 centímetros, aproximadamente.
  • Para comprobar si las plantillas infantiles para zapatos tienen un tamaño adecuado y resultan cómodas, lo ideal es probarlas con el calzado y los calcetines con el que vayamos a usarlas, para comprobar que la plantilla quede bien fijada en el interior y los zapatos no aprieten. 
  • ¿Quieres comprar tus plantillas online y necesitas saber con exactitud la talla que calzan tus hijos? La forma más sencilla es dibujar el contorno de su pie sobre una hoja de papel y medir la longitud y la anchura entre los dos puntos más distantes. Para tomar estas medidas es importante estar de pie, para que el peso se distribuya de forma natural sobre la planta. 
  • Una vez que conozcas las medidas exactas, solo tienes que consultar en una tabla de tallas para calzado para saber el tamaño de plantillas que más te conviene. Algunos fabricantes recomiendan añadir medio centímetro más a estas medidas para calcular la talla de las plantillas de los zapatos de los niños.
  • La mayoría de los fabricantes de calzado y plantillas suelen ofrecer una tabla de tallas que puedes tomar como referencia. Si necesitas consultarla, en Plantillas Coimbra podrás encontrar una guía de tallas online muy práctica para estos casos que, además, incluye las equivalencias entre tallaje europeo y americano, con medidas en centímetros y en pulgadas.
  • Actualmente, también puedes encontrar en el mercado tallímetros o medidores con una regla milimétrica para calcular con exactitud la talla de tus pies, con precios muy asequibles.

Otros tips a tener en cuenta para comprar plantillas infantiles para zapatos

  • ¿Buscas plantillas de niños para zapatos de invierno?

La estación también es un factor importante si estás pensando en equipar a tus hijos con unas plantillas para el nuevo curso. Muchos modelos son aptos para su uso diario en cualquier estación, pero también existen plantillas específicas para los zapatos de invierno, capaces de mantener nuestros pies calientes a pesar de las bajas temperaturas o la humedad. 

Dentro de los modelos más populares destacan las plantillas de lana, como la gama Termal Kids, imbatibles en cuanto a poder calorífico y con una agradable sensación de pisada mullida, y las plantillas de tejido polar, como la línea Igloo Polar, con unas propiedades térmicas excepcionales y un grosor mínimo.

  • Materiales recomendados

Si quieres garantizar el mejor cuidado para los pies de los más pequeños, lo ideal es que las plantillas de su calzado estén fabricadas en materiales naturales y transpirables. En este sentido, las plantillas de piel de vacuno, como las Plantillas Urban Infantil, o la gama Classic de Plantillas Coimbra, de piel curtida al vegetal, sin tintes ni barnices, representan una elección óptima como plantillas para niños para zapatos de uso diario. 

Entre los modelos estrella también destacan las plantillas de gel o silicona “Memory Foam”, imbatibles en cuanto a comodidad. Para el verano, las plantillas 100% algodón como Ocean Blue Infantil, también son una opción excelente para mantener los pies de tus hijos siempre frescos, cómodos y libres de sudor. 

  • Plantillas deportivas para niños

El deporte suele ocupar un lugar destacado dentro de la agenda diaria de cualquier escolar así que, ¡equípalos con las plantillas adecuadas para practicarlo! El uso de unas plantillas deportivas no solo hará que sus zapatillas y calzado deportivo resulte mucho más cómodo, también mejorarán la sujeción del pie, asegurando una pisada correcta en todo momento, independientemente de la intensidad de la práctica. Las plantillas de gel o silicona, por ejemplo, son ideales como plantillas deportivas para niños.

  • ¿Problemas de malos olores?

Los olores desagradables son el resultado de una sudoración excesiva y una mala transpiración, que favorece la proliferación de bacterias. Para evitarlo, siempre es aconsejable que las plantillas infantiles estén fabricadas en materiales naturales transpirables y cuenten con algún tratamiento antibacteriano adicional, como las plantillas Sudex Oro, que ayudan a normalizar y regular el exceso de sudoración del pie, hasta conseguir que desaparezca totalmente.

  • El diseño también importa

¿Buscas unas plantillas divertidas? Además de cómodas, la oferta actual de plantillas infantiles para niños también incluye modelos con diseños divertidos y originales, pensados especialmente para los más pequeños, como las Plantillas Kingu, que les encantarán por sus coloridos estampados y además, están aromatizadas con esencia de fresa.

  • ¿Y si necesito unas plantillas a medida?

Si tu hijo tiene los pies planos, valgos o sufre cualquier otro trastorno similar quizá sea necesario invertir en unas plantillas infantiles para zapatos ortopédicos, fabricadas a medida. En estos casos, consulta con un profesional en el cuidado de los pies para obtener un diagnóstico preciso del problema y determinar la mejor solución.

Tomando buena nota de todos los consejos anteriores, seguro que elegir las plantillas perfectas para tus hijos será una tarea fácil. Si todavía te quedan dudas, en Plantillas Coimbra podemos asesorarte sobre las características y tallaje de cada modelo presente en nuestro catálogo online de plantillas de zapatos para niños para ayudarte a elegir la más adecuada. ¡Consulta con nosotros y descubre la mejor forma de cuidar de los pies de los más pequeños!

10 razones por las que apostar por plantillas Memory Foam 8 August 2022 No Comments

¿Sufres de pies cansados? ¿Tu trabajo te obliga a pasar mucho tiempo de pie? ¿Eres deportista habitual? Las plantillas Memory Foam representan una opción imbatible para sentir tus pies más cómodos y descansados en todo momento, con otros muchos más beneficios añadidos. ¡Sigue leyendo y descubre sus ventajas! 

1. Confort total

La espuma viscoelástica con la que se fabrican las plantillas Memory Foam fue desarrollada por la NASA en 1966 para hacer más cómodos los cojines de las naves espaciales para los astronautas. A partir de la década de los 80, este innovador material se extendió también al mercado doméstico utilizándose para la fabricación de colchones, asientos, almohadas o plantillas para calzado, ya que esta espuma “Memory” era capaz de ofrecer un nivel de confort muy superior al de las plantillas convencionales. 

Actualmente, las plantillas de Memory Foam se han convertido en una de las opciones más populares del mercado, imbatibles cuando se trata de comodidad.

2. Ergonomía máxima

Una de las características que diferencia a las plantillas Memory Foam de otros modelos es su capacidad de modificar su firmeza dependiendo de la temperatura. Al ser sensibles al calor, estas plantillas son capaces de adaptarse al milímetro a la morfología de cada pie, lo que hace que resulten mucho más cómodas de usar. 

De esta forma, se consigue una ergonomía óptima, a medida de las necesidades de cada persona. Además, esta espuma también es totalmente transpirable, por lo que tus pies se mantendrán siempre secos y libres de malos olores.

3. Grosor mínimo

Las propiedades únicas de la espuma viscoelástica permiten fabricar plantillas con un grosor mínimo, notablemente menor que el de las plantillas tradicionales, especialmente si lo comparamos con las plantillas de invierno de lana o visón merino, por ejemplo. Las plantillas Memory Foam son una opción ideal para aquellos que buscan una sensación de pisada mullida y esponjosa pero, al ser tan finas, ¡apenas notarás que las llevas puestas!

4. Corrección de la pisada

El ajuste personalizado que ofrecen este tipo de plantillas no solo incrementa de forma notable la comodidad, también ofrece un soporte adicional a nuestros pies en zonas estratégicas, como el arco plantar, el talón o la zona de los dedos, ayudando a corregir pequeñas desviaciones. Así, nos aseguramos de mantener en todo momento una pisada correcta mientras andamos o corremos, lo que contribuirá a una mejora generalizada de la postura corporal.

5. Amortiguación de impactos

Cuando andamos y especialmente, cuando corremos, normalmente no somos conscientes de la repercusión que el impacto tiene sobre nuestro cuerpo. Estos movimientos suponen una presión adicional sobre todo nuestro sistema músculo-esquelético, que afecta especialmente a nuestros pies, pero también a los tobillos, las rodillas y la espalda. 

Las plantillas Memory Foam permiten amortiguar estos impactos y reducir la tensión de estas zonas, previniendo dolores y sobrecargas musculares tan habituales como la lumbalgia.

6. Mejora la sujeción de tu calzado

El uso diario de unas plantillas Memory Foam también te permitirá mejorar la sujeción de todo tipo de calzado, haciendo que te resulte mucho más cómodo de llevar. La superficie antideslizante de estas plantillas evitará deslizamientos y movimientos indeseados del pie dentro del zapato, que podrían acabar en una torcedura o una caída. 

Así, incluso si nuestros pies sudan o usamos zapatos de tacón, conseguiremos incrementar la estabilidad de la pisada. Esta cualidad también hace que esta clase de plantillas resulten especialmente indicadas para el calzado deportivo ya que, al mejorar el agarre y la estabilidad, te permitirán mejorar tu rendimiento con una comodidad total.

7. Alivio para los pies cansados 

¿Durante el día pasas mucho tiempo de pie o acostumbras a dar largas caminatas? ¿Usas habitualmente zapatos de tacón alto? Sufrir de pies cansados es una dolencia habitual en todos estos casos, que puede resolverse de forma sencilla y muy eficaz incorporando a tu calzado unas plantillas de Memory Foam

Además de los modelos básicos, el catálogo actual también incluye plantillas viscoelásticas diseñadas para calzado de trabajo y de seguridad. Úsalas cada día y comprobarás como al final de la jornada sientes tus pies mucho más frescos y relajados.

8. Precio asequible

Si tenemos en cuenta su ergonomía, una plantilla Memory Foam es capaz de conseguir un ajuste muy similar al de unas plantillas a medida, con un precio mucho más reducido. Ten en cuenta que estas plantillas no pueden considerarse plantillas ortopédicas, por lo que su uso no está recomendado si sufres alguna patología del pie como pies planos, espolones o valgos, pero sí que pueden contribuir a mejorar la comodidad de tus pies y aliviar las molestias derivadas de trastornos leves.

9. Larga vida útil

La espuma o el gel con el que se fabrican las plantillas Memory Foam las confiere una gran resistencia y durabilidad, una cualidad especialmente importante si usas tus plantillas diariamente o buscas soluciones específicas para un uso intensivo, como en el caso de las plantillas infantiles o para cualquier práctica deportiva. Para mantenerlas como el primer día será suficiente con limpiarlas con un trapo húmedo y jabón neutro y ventilarlas después de cada uso. 

Algunos modelos incluso pueden lavarse en la lavadora, siempre en programas de agua fría. Si tus plantillas se deforman, solo tienes que dejarlas cerca de un foco de calor, como un radiador, para que recuperen su forma original.

10. Aptas para todo tipo de calzado

El diseño anatómico de las plantillas Memory Foam les permite adaptarse sin problemas a todo tipo de calzado, desde botas y zapatos de invierno a zapatillas deportivas. Al ser unas plantillas muy finas, también son una opción muy discreta como plantillas de verano para usar con sandalias y zapatos abiertos. Por otra parte, al estar disponibles en diferentes tallas, al igual que el calzado, siempre podrás encontrar la plantilla perfecta para ti, incluyendo una amplia gama de plantillas para usuarios infantiles.

Como ves, sea cual sea tu estilo de vida, las plantillas Memory Foam son una solución perfecta para garantizar un confort total para tus pies. Úsalas diariamente y disfruta la vida a tu propio ritmo, ¡sin que nada te pare!

Consejos para proteger el pie del exceso de sudoración y absorber el mal olor con plantillas antisudor 29 July 2022 No Comments

El aumento de la sudoración en los pies es una reacción muy frecuente ante la subida de las temperaturas típica del Verano, pero si esta es excesiva puede resultar molesta, reducir la fijación del calzado y provocar malos olores.

¿Te gustaría saber cómo evitarlo? Las plantillas antisudor son una solución simple y eficaz a este problema, pero también existen otros factores que debemos tener en cuenta para afrontar este trastorno. ¡Sigue leyendo y te lo contamos todo!

¿Por qué sudan los pies?

La sudoración en los pies es un proceso totalmente natural mediante el que nuestro cuerpo regula su temperatura interna y excreta sustancias innecesarias para nuestro organismo Todas las personas sudan, aunque no todas lo hagan en la misma medida y no lo notemos de igual forma en todas las partes del cuerpo. Las plantas de los pies albergan alrededor de 250.000 glándulas sudoríparas, una concentración mucho mayor que en otras partes del cuerpo, como las axilas.

Esta alta concentración de glándulas sudoríparas convierte a los pies en una zona estratégica para la sudoración, que aumenta de forma notable con el calor o la actividad física intensa. La sudoración excesiva en los pies producida por estas causas se conoce como hiperhidrosis, que también puede ser un síntoma de problemas de estrés y ansiedad y con algunas patologías crónicas.

¿Problemas con los malos olores?

Si bien la hiperhidrosis es un proceso totalmente natural, cuando la sudoración en los pies viene acompañada de un olor desagradable puede estar causado por una infección bacteriana o micótica o por cambios metabólicos. En este caso, se conoce como bromhidrosis. El sudor abundante y de olor fuerte es una reacción habitual cuando nuestro cuerpo sufre transformaciones importantes, como en la niñez o en la pubertad.

Por otro lado, si te huelen los pies, ¿has considerado que los hongos y las bacterias pueden ser los responsables? Cuando estos organismos descomponen el exceso de sudor que queda sobre la piel, aparecen los malos olores. El pie de atleta, por ejemplo, es una de las infecciones más frecuentes causadas por hongos. En estos casos, será necesario un tratamiento específico para eliminarlos completamente. Después, el uso de unas plantillas antisudor es una forma práctica y sencilla para prevenir su reaparición.

Plantillas para zapatos antisudor

Estos complementos para calzado representan una solución óptima para personas con problemas con sudoración excesiva en los pies, ya que permiten acabar con los malos olores de forma rápida y definitiva. Las plantillas antisudor están fabricadas con carbón activo u otras sustancias con propiedades absorbentes, que permiten eliminar el exceso de sudor para dejar que la piel de nuestros pies respire y se mantenga fresca. Muchas plantillas para evitar el sudor de pies también cuentan con tratamientos anti bacterianos adicionales o están aromatizadas, para ofrecer una sensación aún más placentera.

Además, las plantillas antisudor también mejoran la fijación del calzado, adaptándose a la morfología de cada pie para mantener una pisada correcta en todo momento. Así, podrás evitar deslizamientos o resbalones no deseados producidos por un exceso de sudor dentro del calzado, con el riesgo potencial de lesiones o caídas que esto conlleva.

¿Con qué tipo de calzado pueden utilizarse? El catálogo actual de plantillas absorbentes de sudor es realmente amplio e incluye opciones para todo tipo de zapatos, desde plantillas antisudor para sandalias, extremadamente discretas, a plantillas para calzado deportivo o plantillas antisudor para niños, ideales para usuarios de uso intensivo. En cuanto a la talla, puedes encontrar tanto modelos de tallaje numerado o plantillas de formato recortable.

Consejos útiles y trucos para el sudor de pies:

  • Si te sudan los pies, ¡prueba a vestirlos con materiales naturales y seguro que notarás la diferencia! El calzado de fibras sintéticas, como el plástico, puede ser muy bonito a la vista pero no permite la transpiración, por lo que no es una buena opción para personas con problemas de sudoración excesiva en los pies.
  • En su lugar, opta por zapatos de cuero o tejidos naturales transpirables, como la tela o la arpillera. Para los calcetines, te recomendamos las fibras naturales, como el algodón, perfectas para el verano, o la lana, para el invierno. Añade al conjunto unas plantillas antisudor y ¡podrás despedirte de los pies sudados para siempre!
  • Además de utilizar calzado transpirable, es importante que ventiles tus zapatos cada día. Los expertos en cuidados de los pies recomiendan no usar el mismo calzado durante varios días seguidos así que, ¡anímate a alternar y lucir un nuevo modelo cada día!
  • ¿Eres deportista habitual? La activación que supone cualquier práctica deportiva provoca un aumento de la temperatura corporal y en consecuencia, de la sudoración de los pies. En este caso, usar un desodorante para deportivas antes de cada uso te ayudará a mantener tus pies secos y evitar malos olores. Los más habituales son en formato spray, muy fáciles de aplicar, con opciones para uso general o específicas para calzado deportivo.
  • Las plantillas antisudor son un remedio ideal para mantener los pies secos dentro de nuestros zapatos pero, después de llegar a casa y descalzarnos, también es importante cuidar de nuestros pies cada día. Sea verano o invierno, lava tus pies a diario y sécalos minuciosamente, incidiendo sobre todo en las zonas entre los dedos.
  • Así, eliminarás completamente la humedad y prevendrás la aparición de hongos. Una vez secos, también puedes aplicar un desodorante podológico o los tradicionales polvos de talco, especialmente si acostumbras a sudar mucho.
  • ¿Sabías que lo que comes también influye en tus niveles de sudoración? Para las personas con problemas de sudoración excesiva en los pies se desaconseja el consumo de alimentos picantes, refrescos azucarados o con cafeína, por ejemplo. Las dietas muy ricas en proteínas o lípidos también pueden aumentar la sudoración. Por último, es importante mantenerse siempre bien hidratado, bebiendo entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

Como ves, escoger bien tu calzado de verano y usar diariamente unas plantillas antisudor es clave para evitar la sudoración excesiva. ¡Pon en práctica estos consejos y disfruta de unos pies siempre secos, frescos y sanos!

¿Tu hijo tiene los pies planos? Cómo saberlo, qué hacer y usos de plantillas infantiles 28 June 2022 No Comments

Los pies planos son una de las patologías del pie más comunes entre la población infantil, pero, ¿cómo podemos identificarlos? ¿Qué hacer si mi hijo tiene pie plano? ¿Es recomendable el uso de plantillas para el pie plano en niños o zapatos ortopédicos? Sigue leyendo y descubre las causas, síntomas y tratamientos para corregir esta patología infantil y brindar una mayor comodidad a los pies de los más pequeños de la casa.

Pie plano infantil: causas y tipos

Para empezar, ¿cómo saber si mi hijo tiene el pie plano? Este trastorno está originado por un desarrollo incorrecto de la bóveda plantar durante la infancia, que provoca que esta curvatura sea mínima o casi inexistente. Si observamos a un niño pequeño dando sus primeros pasos, lo más habitual es que sus pies presenten una forma plana. El sistema músculo-esquelético del pie alcanza su desarrollo completo aproximadamente a los seis años de edad. Hasta los cinco años, un 42% de los niños tienen los pies planos, según la Asociación Española de Pediatría. Sin embargo, durante la adolescencia, su incidencia se reduce hasta el 6%.

En la gran mayoría de los casos el pie plano infantil desaparece con la edad y si hay molestias, estas pueden minimizarse con el uso de unas plantillas para pies planos para niños. Sin embargo, a la hora de diagnosticar el pie plano infantil, es importante distinguir entre dos tipos diferentes: el pie plano flexible, típico en los infantes en desarrollo, y el pie plano rígido, provocado por uniones anómalas en los huesos del pie. 

¿Cómo saber si mi hijo tiene pie plano?

Si mi hijo tiene el pie plano, ¿qué debo hacer? En caso de sospecha, lo primero siempre es acudir a un médico especializado en la salud de los pies para confirmar el diagnóstico y valorar los posibles tratamientos a seguir. La mayoría de las veces el pie plano se corregirá por sí solo con la edad, pero si existe dolor o molestias al caminar, podría ser recomendable el uso de unas plantillas para niños.

¿Qué tipo de pruebas pueden revelar si mi hijo tiene los pies planos? Además de realizar un análisis a fondo de los músculos y los huesos del pie y el talón, los médicos utilizan dos pruebas básicas para diagnosticar el pie plano infantil: el Test de Jack, que consiste en subir el dedo gordo del pie para observar la forma del talón, y el Test de Heel Rise, que permite comprobar si al ponerse de puntillas, el talón corrige su posición y rota hacia dentro.

Si los resultados de ambas pruebas son normales, nos encontramos ante un pie plano flexible, que suele corregirse por sí solo cuando el niño crece. En caso contrario, se trataría de un caso de pie plano rígido, con un tratamiento más complejo, que puede llegar a requerir cirugía en los casos más graves.

Consejos para corregir los pies planos en niños

  • Zapatos para niños con pies planos

Si tu hijo tiene los pies planos, los pediatras recomiendan usar un calzado un número más grande de lo habitual, para asegurarnos de que no apriete en la zona de los dedos. Lo mejor es optar por zapatos cómodos, con suela elástica y un contrafuerte en la zona del talón. Si los zapatos les quedan un poco grandes, puedes utilizar unas plantillas para calzado para ajustarlos. Las botas, sin embargo, no son un calzado aconsejable en estos casos, ya que limitan la movilidad del tobillo.

  • Plantillas de pie plano para niños: ¿cuándo usarlas?

La ausencia de bóveda plantar característica del pie plano hace que al caminar el talón se desvíe hacia afuera y se produzca una supinación excesiva, que aumenta la carga sobre la cara interna de la parte anterior del pie. Esto puede llegar a limitar la movilidad y provocar molestias o dolor al andar. En estos casos, utilizar unasplantillas para niño puede ser de gran ayuda para minimizar estos inconvenientes y ayudar a corregir el pie plano flexible. Las plantillas de pies planos para niño tienen un precio mucho más asequible que unas plantillas ortopédicas, aunque es importante recordar que no se trata de plantillas correctoras. 

Por otro lado, el uso de unas plantillas de confort también es una opción muy recomendable para zapatillas y calzado deportivo, ya que mejoran la sujeción del calzado y contribuyen a mantener una pisada correcta. 

  • Plantillas ortopédicas para niños con pie plano

En caso de diagnóstico de pie plano rígido, causado por malformaciones óseas o enfermedades congénitas, las plantillas ortopédicas para niños con pie plano pueden ayudar a minimizar sus molestias. Las plantillas ortopédicas para niños con pie plano se fabrican a medida y cuentan con un refuerzo en la zona central para elevar la bóveda plantar y corregir su curvatura. No obstante, su uso siempre debe ser prescrito por un profesional médico.

  • Zapatos ortopédicos para pie plano, solo por prescripción médica

Como hemos comentado anteriormente, el pie plano flexible es un trastorno que suele corregirse con el tiempo, por lo que en principio no es preciso el uso de zapatos ortopédicos para pie plano. No obstante, siempre es aconsejable consultar con tu médico sobre la conveniencia de usar este tipo de calzado, especialmente si el problema persiste en la edad adulta.

  • Hábitos saludables para corregir el pie plano infantil 

Si bien en la mayoría de los casos el pie plano flexible no requiere un tratamiento específico, existen algunas prácticas sencillas que pueden ayudar a corregirlo a una edad temprana. Caminar descalzo, por ejemplo, es un excelente ejercicio para estimular la musculatura de los pies en estos casos. Realizar estiramientos del talón o las pantorrillas o masajear la planta del pie con una pelota también pueden ayudar a minimizar las molestias causadas por los pies planos.

Por otro lado, los pediatras señalan que la obesidad infantil es uno de los principales factores de riesgos asociados a los pies planos así que asegurarte de que tus hijos llevan una vida activa es una de las mejores formas de prevenir este problema.

Como ves, siguiendo estos sencillos consejos, el pie plano infantil no es problema difícil de tratar. Consulta con tu médico para confirmar su diagnóstico, asegúrate de que tus hijos usan un calzado cómodo y si es necesario, incorpora también unas plantillas para pie plano para niños para mayor comodidad. Así, ¡tus hijos solo tendrán que preocuparse de disfrutar de su infancia a lo grande!

Si quieres saber más acerca de los pies planos en niños, no dudes en visitar MedlinePlus.  

Artículos relacionados:

Tipos de plantillas para tus pies: confortables, deportivas, según tus dolencias… ¡Encuentra las plantillas perfectas! 16 May 2022 No Comments

Te gustaría ir caminando por la vida un poco más cómodo? ¿Buscas soluciones para problemas específicos, como los pies planos o los juanetes? Existen muchos tipos de plantillas para pies, con diseños para todo tipo de necesidades, desde plantillas para uso diario hasta plantillas para deportistas o plantillas ortopédicas. ¡Descubre todo lo que tienes que saber para escoger la más adecuada para ti!

Tipos de plantillas para calzado de uso diario, según tus necesidades 

Si al final del día estás deseando llegar a casa para dejar tus pies libres, las plantillas de confort son una opción excelente para reducir el cansancio y la fatiga. Estos tipos de plantillas para pies están diseñadas para redistribuir el peso corporal de forma más uniforme a lo largo de la planta del pie, ayudando a mantener una pisada correcta en todo momento y mejorar nuestra postura corporal general. 

De esta forma, además de sentir tus pies mucho más frescos y descansados al terminar el día, también reducirás la presión ejercida sobre esta parte del cuerpo mientras caminas o corres y podrás prevenir muchas dolencias de los pies asociadas a un esfuerzo excesivo del sistema músculo esquelético.

Las plantillas de confort son aptas para todo tipo de calzado y ofrecen modelos fabricados en distintos materiales, desde las clásicas plantillas de piel a las modernas plantillas de silicona o de gel. ¿Cómo elegir la más conveniente para tus necesidades particulares? Para ponértelo fácil, repasamos los tipos de plantillas para zapatos de uso diario más populares del mercado:

  • Plantillas de descanso 

Sufrir de pies cansados es un problema muy habitual, que puede solucionarse de forma rápida y sencilla incorporando a tu calzado diario unas plantillas de descanso. Dentro de este tipo de plantillas para pies destacan las plantillas de silicona y de gel, dos materiales fabulosos en cuanto a ergonomía y comodidad. 

Estas plantillas son capaces de adaptarse perfectamente a la morfología de cada pie, absorben el impacto de la pisada y reducen la presión sobre esta zona. De esta forma, aliviarás la fatiga y evitarás sobrecargas musculares.

  • Plantillas para tacones altos 

Los zapatos de tacón pueden suponer una verdadera tortura, sobre todo si tienes que llevarlos durante muchas horas. Para lucirlos sin sufrir, prueba a colocar unas medias plantillas en la parte delantera. Así, mejorarás el agarre de la zona de los pies, evitando deslizamientos indeseados, y reducirás la presión sobre los dedos.

  • Plantillas para sandalias y zapatos abiertos

¿Buscas unas plantillas para tus zapatos de verano? El catálogo actual también cuenta con modelos para sandalias y zapatos abiertos, con las mismas prestaciones que unas plantillas de confort pero con una estética más discreta, que las hace prácticamente invisibles. Asimismo, estos tipos de plantillas para calzado también ofrecen un extra de sujeción en los días calurosos, en los que nuestros pies sudan más. 

  • Plantillas para el frío

Si buscas unas buenas plantillas de invierno, las plantillas más recomendables son las de lana o visón merino, imbatibles en cuanto a confort térmico, o las de tejido polar, muy ligeras y cómodas de llevar, idóneas para botas de montaña.

  • Plantillas para calzado deportivo

Este tipo de plantillas para pies permiten incrementar la sujeción del calzado y la estabilidad de la pisada durante la práctica deportiva, logrando una mejora del rendimiento general. Lo ideal es que las plantillas deportivas estén fabricadas en materiales acolchados pero también ligeros, como la silicona o el gel, para ofrecer una mayor amortiguación de impactos sin mermar nuestra libertad de movimientos. En cuanto al formato, pueden optar por unas plantillas deportivas completas o plantillas taloneras, ideales para evitar rozaduras en la zona del talón. 

  • Plantillas para calzado profesional 

La mayoría de las plantillas anatómicas que puedes encontrar hoy en el mercado son aptas para el calzado de trabajo o de seguridad, aunque también puedes encontrar modelos fabricados específicamente para uso profesional. 

Su objetivo principal es conseguir que este calzado, normalmente rígido y duro, resulte más confortable. Además, el uso de este tipo de plantillas para pies también es altamente recomendable si tu trabajo implica pasar muchas horas de pie o caminando. 

Plantillas anatómicas para dolencias específicas

¿Sufres dolores habituales en los pies? Los juanetes, la fascitis plantar o los pies planos son trastornos bastante comunes, cuyas molestias pueden aliviarse en gran medida utilizando las plantillas adecuadas: 

  • Tipos de plantillas para juanetes 

Los juanetes son una deformación de la primera falange del dedo gordo del pie, que hacen que este dedo se desvíe y se monte sobre el contiguo. Una de las causas habituales de este problema es el uso de tacones demasiado altos, aunque existen otras muchas causas. Las tipos de plantillas para juanetes más comunes son los protectores o separadores de dedos, que evitan fricciones y rozaduras en la zona afectada.

  • Tipos de plantillas para pie plano 

Esta patología de los pies está provocada por la ausencia del arco o bóveda plantar. Esta deformación afecta a la pisada y puede provocar dolor, inflamación muscular o la aparición de dedos en garra o callosidades. Dependiendo de su gravedad, su tratamiento puede requerir el uso de plantillas ortopédicas, pero si el trastorno es leve, dentro del catálogo de plantillas anatómicas de fábrica existen algunos tipos de plantillas para pie plano que pueden ayudarte a minimizar las molestias. En este caso, lo más adecuado son unas plantillas con la parte central más elevada, que compensen  la ausencia del arco del pie y contribuyan a corregir la curvatura de la planta.

  • Tipos de plantillas para fascitis plantar

La fascitis plantar es una inflamación del tejido grueso situado en la planta del pie, que provoca un dolor constante, sobre todo en la zona del talón. En muchas ocasiones, el origen de la fascitis plantar se encuentra en un apoyo incorrecto del pie, por lo que puede ser corregida usando unas plantillas con amortiguación extra en la zona del talón y el metatarso.

En estos casos, no obstante, siempre es aconsejable consultar con un podólogo para que diagnostique nuestro problema y nos aconseje sobre el tipos de plantillas para pies más conveniente en cada caso, evaluando si es necesario el uso de unas plantillas ortopédicas, fabricadas a medida.

En definitiva, las plantillas representan una solución cómoda y eficaz para conseguir que cualquier calzado resulte mucho más cómodo, que pueden ofrecerte otras muchas prestaciones añadidas, dependiendo del modelo. ¡Elige las tuyas y descubre lo fácil que es cuidar de tus pies cada día!

Artículos relacionados:
Guía práctica para cuidar tu calzado: ¡8 productos indispensables!
Plantillas para zapatos: conoce las plantillas veganas

Guía práctica para cuidar tu calzado: ¡8 productos indispensables! 22 April 2022 No Comments

Cuidado del calzado

¿Te gustaría sentir el placer de estrenar zapatos cada día? ¿Tus botas de invierno necesitan una puesta a punto después de la última temporada? Descubre cómo conseguir que tus zapatos, botas y sandalias luzcan siempre como nuevos con esta sencilla guía sobre el cuidado del calzado: limpieza, mantenimiento, consejos para conservar materiales especialmente delicados, como la piel, el ante o el charol… Si quieres saber más, ¡sigue leyendo!

Cuidados del calzado de piel, paso a paso

Los zapatos confeccionados con cuero natural son una opción excepcional tanto desde el punto de vista de la comodidad como del diseño, con una estética elegante que va más allá de las modas. Este material destaca por su flexibilidad, transpirabilidad y resistencia, mayor que la de los materiales sintéticos.

¿Cómo cuidar los zapatos de piel para que se mantengan tan bonitos como el primer día? Existen muchos tipos de cuero: piel lisa, ante, piel vuelta, charol… A continuación, repasaremos en detalle los cuidados y productos específicos que requiere cada uno, pero el proceso de limpieza y mantenimiento siempre incluye estos cuatro pasos básicos:

  • Limpieza suave para eliminar la suciedad superficial
  • Limpieza de manchas profundas
  • Hidratación y renovación del color
  • Pulido o abrillantado 

¿Cómo cuidar zapatos de ante?

Las pieles especialmente delicadas, como el ante o el nobuck, requieren un tratamiento especial para no dañarlas. Estos tipos de cuero se conocen como cuero áspero, porque podemos apreciar el pelo. Sin embargo, al ser más porosas, estas pieles también son más susceptibles a las manchas y la humedad y pueden decolorarse con el tiempo. 

Si buscas productos para el cuidado de zapatos de ante, asegúrate de elegir soluciones específicas para este tipo de pieles, ya que un producto demasiado agresivo podría arruinar tu calzado. Si el cepillado no es suficiente para eliminar la suciedad, existen limpiadores en espuma o gomas limpiadoras, muy prácticas y efectivas para eliminar manchas persistentes.

¿Cómo cuidar zapatos de charol? 

Cuando se trata de glamour, ¡nada puede ganarles a unos relucientes zapatos de charol! Para fabricar este calzado se utiliza cuero recubierto con laca, que le confiere su característico acabado lustroso. El cuidado del calzado de charol resulta mucho más sencillo que el de la piel o el ante. Para limpiar unos zapatos de charol solo necesitaremos agua, un jabón neutro y un paño húmedo. Si hay suciedad incrustada, podemos usar un cepillo de cerdas suaves con extremo cuidado, para no rayar el cuero. Para nutrir la piel y realzar el brillo natural del charol también es aconsejable usar una crema o cera nutritiva.

Kit básico para el cuidado de zapatos de piel

Ahora que ya conoces las peculiaridades de cada tipo de cuero, ¿qué productos necesitas para llevar a cabo una limpieza y mantenimiento adecuados? Estos son los básicos para el cuidado del calzado con los que siempre deberías contar en casa:

1. Cepillo de cerdas suaves

Sin duda, uno de los productos imprescindibles para el cuidado del calzado de piel, empleado para eliminar los restos de polvo y suciedad superficial. Las cerdas suaves, normalmente de pelo de caballo, permiten limpiar estos residuos con suavidad, sin dañar la superficie de la piel.

2. Cepillo de cerdas duras

¿Necesitas eliminar manchas persistentes? Si no acostumbras a limpiar tus zapatos a menudo, la suciedad se incrustará en la piel y necesitarás realizar una limpieza más profunda con un cepillo de cerdas duras, como los cepillos de metal. Cepilla enérgicamente para eliminar las manchas, incidiendo en las costuras y las suelas. 

3. Espumas limpiadoras

Este tipo de productos están formulados especialmente para ofrecer un alto poder limpiador en pieles especialmente delicadas, como el ante o el nobuck. Los más habituales son los limpiadores en espuma jabonosa. La mayoría de estas espumas incluyen una esponja aplicadora, pero también puedes usar un cepillo aplicador para dosificar el producto. 

Después de dejarlo actuar, solo tienes que retirar el excedente con un paño húmedo y cepillar suavemente el pelo para levantarlo de nuevo.

4. Esponjas y gomas limpiadoras

Las gomas o esponjas limpiadoras son perfectas para el cuidado de los zapatos de ante o nobuck, ya que, a pesar de ser realmente eficaces, también son suaves y respetuosas con la piel. Además, son increíblemente duraderas, por lo que resultan una inversión muy interesante para mantener en perfecto estado de revista tu calzado más delicado.

5. Betunes y renovadores del color

Con el paso del tiempo, el cuero puede decolorarse y perder su brillo natural. Para evitarlo, dentro del catálogo actual de productos para el cuidado de los zapatos de piel también encontrarás productos renovadores del color, que devolverán a tus botas, zapatos y botines su tono original. 

Dentro de esta gama se incluyen betunes en distintos colores o productos específicos para el cuidado de zapatillas deportivas blancas, por ejemplo. Para aplicarlo, distribuye el producto uniformemente sobre la piel y déjalo actuar un par de minutos y retíralo con un paño húmedo.

6. Cremas nutritivas

Estos productos para el cuidado del calzado tienen aplicaciones similares a los betunes y renovadores del color, aunque, en este caso, se trata de cremas neutras, aptas para todo tipo de tonos. Estas cremas están fabricadas a partir de ceras naturales, como la cera de abeja, y aceites nutritivos idóneos para conservar la flexibilidad del cuerpo y reavivar su color y su lustre, además de protegerlo contra la humedad. 

7. Cepillo de lustre

Una vez nuestros zapatos estén completamente limpios y la piel hidratada y nutrida, ¡llega el momento de sacarles brillo! Este tipo de cepillos es otro de los productos básicos que no podía faltar en el maletín de trabajo de los limpiabotas de antaño. Para usarlo, realiza movimientos cortos, pero firmes. Verás como, tras unas pocas pasadas, la superficie queda brillante y lustrosa, ¡como recién salidos de la caja!

8. Protectores para calzado

Estos productos de cuidado del calzado, normalmente presentados en formato spray, permiten crear una película transparente e impermeable sobre la piel del zapato para protegerlos contra la lluvia, la humedad y la suciedad. Además, algunos sprays protectores también aportan protección contra los rayos ultravioleta, para evitar la decoloración de la piel. 

Para terminar, recuerda que la limpieza de tus zapatos debería ser una tarea diaria así que, ¡nada de excusas! Anímate a poner en práctica estos sencillos consejos para el cuidado del calzado y comprobarás cómo tus botas y zapatos de piel se mantienen impecables, ¡año tras año!

Artículos relacionados:

Aprende a aplicar un correcto masaje en los pies y sus beneficios 28 March 2022 No Comments

Masaje en los piesDespués de un largo día de trabajo, ¿estás deseando llegar a casa para descalzarte y dejar que tus pies respiren libres? ¿Necesitas soluciones eficaces para aliviar el dolor o el cansancio? Un masaje en los pies es una de las mejores soluciones que podrás encontrar para relajar esta parte del cuerpo y mejorar tu bienestar general.

Si quieres descubrir los beneficios de esta práctica, ¡sigue leyendo y te enseñamos cómo hacer un masaje en los pies perfecto!

¿Qué es la reflexología podal?

En nuestros pies se concentran más de 7.200 terminaciones nerviosas, que podemos activar a través del masaje. Los efectos positivos de esta práctica sobre nuestra salud ya eran bien conocidos por civilizaciones antiguas como los egipcios, los mayas o los hindúes, aunque es en la medicina china donde estos masajes de pies terapéuticos adquieren mayor protagonismo y desarrollo.

La reflexología o reflexoterapia podal considera que los pies son un reflejo esquemático del conjunto del cuerpo. Estas técnicas terapéuticas tradicionales de masaje de pies se basan en activar distintos puntos de presión, para influir en los músculos u órganos a los que están asociados a través de nuestro flujo de energía interno.

Cómo dar masajes en los pies, paso a paso

Según los expertos en el cuidado de los pies, un masaje de unos minutos cada noche puede suponer una diferencia notable en nuestra salud, siempre que lo realicemos de forma regular. Aquí te explicamos en detalle cómo hacerlo:

  • Comienza tu masaje de pies en la parte superior, presionando firmemente cada dedo con tus pulgares. También puedes realizar pequeños movimientos circulares en cada dedo, estirando suavemente.
  • Después, nos centraremos en el arco plantar. Utiliza los pulgares para realizar movimientos ascendentes y descendentes a lo largo de la planta y el empeine. Después, presiona la planta del pie con movimientos circulares en ambas direcciones.
  • Si lo prefieres, también puedes utilizar los puños para realizar un masaje más profundo sobre la planta, presionando toda la zona con suavidad.
  • El talón es otra de las zonas críticas para cualquier persona que sufra de pies cansados. Para masajear esta zona, realiza movimientos circulares con los pulgares y ve bajando poco a poco hacia la planta.
  • Si aplicamos los principios de la reflexología, el masaje en los pies también puede sernos de gran ayuda para paliar otros problemas físicos más allá del dolor o el cansancio, aplicando presión en el punto indicado. Masajear la zona central de la planta del pie, por ejemplo, permite aliviar dolores de cabeza o problemas de insomnio.
  • Para terminar, asciende con tus manos hasta la zona del tobillo y la pantorrilla, presionando suavemente hasta relajar totalmente los músculos.
  • Si quieres conseguir una experiencia aún más agradable, puedes aplicar tu masaje utilizando lociones o aceites esenciales con propiedades relajantes, como el aceite de romero o de lavanda o el vinagre de manzana, fabuloso para recuperar los pies cansados.

Masaje en los pies: beneficios

  • Aunque normalmente no seamos conscientes de ello, nuestros pies acumulan mucha tensión a lo largo del día, sobre todo si pasamos muchas horas de pie o caminando. Un masaje de pies nos permitirá liberar toda esa tensión acumulada y relajar los músculos para evitar contracturas.
  • El masaje en los pies también tiene efectos muy beneficiosos para la circulación sanguínea. Al presionar los músculos, activaremos el flujo sanguíneo de los pies y las piernas, por lo que resulta muy recomendable si trabajas sentado o llevas una vida sedentaria.
  • Aunque la reflexología se encuadre dentro de las conocidas como medicinas alternativas y no existan evidencias científicas de muchos de sus efectos, está comprobado que los masajes en los pies resultan muy eficaces para tratar el dolor en el caso de enfermedades como la fibromialgia o la fatiga crónica.
  • Al activar nuestra circulación, los masajes en los pies también ayudarán a nuestro organismo a eliminar toxinas.
  • Junto a sus beneficios físicos, esta práctica también reporta efectos muy positivos a nivel psicológico y emocional. Aplicado correctamente, un masaje de pies resulta increíblemente relajante y nos permitirá liberar la ansiedad, los nervios y las tensiones acumuladas a lo largo del día.

Soluciones eficaces para el dolor y los pies cansados

Con un masaje diario y una buena noche de descanso, conseguirás eliminar tensiones y sobrecargas y relajar totalmente la musculatura de tus pies, sintiéndolos mucho más frescos y descansados. No obstante, si quieres que los beneficios del masaje en los pies se prolonguen durante toda la jornada, existen algunos consejos a tener en cuenta que te serán de gran ayuda para cuidar de tus pies y mantener el dolor y la fatiga a raya. Utiliza siempre un calzado cómodo, con una horma y un tamaño adecuado para que ofrezcan una buena sujeción, sin que te rocen o te aprieten.

Incorporar a tu calzado diario unas plantillas para dolor de pies es otra solución sencilla, pero muy eficaz, para aliviar los pies cansados y prevenir molestias habituales en esta parte del cuerpo, como la fascitis plantar, el dolor en los dedos o los juanetes, por ejemplo. Las plantillas para el dolor de pies cuentan con un diseño anatómico, con refuerzos en zonas estratégicas como el talón o el arco plantar para mejorar el apoyo y distribuir el peso del cuerpo de forma más uniforme. De esta forma, conseguirás aliviar la tensión ejercida sobre los huesos y músculos de esta zona.

Cuida de la salud de tus pies cada día

Asimismo, estos accesorios para calzado también son de gran ayuda para mantener una pisada correcta en todo momento y mejorar nuestra postura general mientras caminamos o corremos. El catálogo actual de plantillas para el dolor de pies cuenta con modelos para todo tipo de calzado, incluyendo zapatillas deportivas, fabricadas en diferentes materiales, para adaptarse a distintas necesidades. Las plantillas de silicona o de gel, por ejemplo, son ideales para aliviar y prevenir los pies cansados o doloridos.

Además, también puedes complementar el masaje en los pies sumergiendo los pies unos minutos en agua caliente o realizando baños de contraste, alternando agua caliente y fría. También es importante hidratar tus pies cada día, preferiblemente usando una crema específica para esta parte del cuerpo. ¡Anímate a poner en práctica estos consejos y prepárate para lucir unos pies perfectos este verano!

Artículos relacionados:









¿Cómo combatir los pies fríos? 7 consejos 25 February 2022 No Comments

Pies fríos en inviernoTener los pies fríos es una sensación habitual durante los meses de invierno, pero las bajas temperaturas no son la única causa que lo provoca. Una mala circulación sanguínea o un calzado inadecuado también pueden reducir el calor natural de esta parte del cuerpo, entre otros factores.

¿Quieres saber más sobre los pies fríos, sus causas y su solución? A continuación, te contamos cómo prevenir y combatir los pies fríos en invierno con algunos sencillos consejos y remedios caseros. ¡Sigue leyendo y toma nota!

Pies fríos: causas y síntomas

Como apuntábamos al principio, sentir los pies fríos es una reacción totalmente natural a una baja temperatura ambiental. Cuando las temperaturas bajan, los vasos sanguíneos se contraen y aparece la sensación de frío. Las zonas más alejadas del corazón, como los pies y las manos, son las primeras en acusar esta pérdida de calor corporal como resultado de la disminución del flujo sanguíneo.

La mala circulación sanguínea también puede ser consecuencia de la falta de movilidad. Además de sentir los pies fríos, un riego sanguíneo insuficiente también puede producir en algunas personas sensación de hormigueo o pérdida de sensibilidad. Otra causa frecuente de los pies fríos en invierno es una sudoración excesiva, especialmente si usamos calzado o calcetines no transpirables. Si el sudor no se elimina, aumentará la humedad dentro del calzado y nuestros pies se enfriarán.

Además, es importante tener en cuenta que los pies fríos también pueden ser un indicador de enfermedades como la neuropatía diabética, la fibromialgia, el hipotiroidismo o la arteriosclerosis. Si la sensación de pies fríos persiste durante varias semanas, lo más recomendable es visitar al médico para que este evalúe las posibles causas y te oriente sobre la solución más recomendable en cada caso.

Consejos y remedios fáciles para tratar los pies fríos en invierno

  1. Evita el sedentarismo

¿Trabajas todo el día sentado frente al ordenador? ¿Cuando llegas a casa, solo tienes ganas de acomodarte en el sofá? Una vida demasiado sedentaria puede perjudicar seriamente a nuestra salud, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes, problemas de sobrepeso u obesidad o depresión pero, ¿sabías que la falta de actividad física también puede ser una de las causas de los pies fríos?

Llevar una vida activa es la mejor manera de evitar estos problemas. Al movernos, activamos la circulación sanguínea y el cuerpo recupera temperatura de forma natural. Practica ejercicio físico regularmente y si trabajas sentado, evita mantener mucho tiempo la misma postura y haz pausas frecuentes para mover las piernas y reactivar el riego sanguíneo.

  1. Elige un calzado y unos calcetines adecuados

El calzado que usamos durante el invierno es fundamental para evitar que las bajas temperaturas afecten a nuestros pies. A la hora de elegir unas nuevas botas o zapatos de invierno, presta atención también a los materiales, asegurándote de que sean transpirables para evitar la acumulación de humedad en el interior.

Las botas y botines son una opción excelente para estos meses de frío, especialmente si cuentan con un forro interior de lana o tejido polar, ideal para combatir los pies fríos. Los calcetines también serán tus grandes aliados si sufres habitualmente este problema, con la lana como material estrella.

  1. Usa plantillas para el frío

Incorporar a tu calzado de invierno unas plantillas para el frío es otra solución muy efectiva para combatir los pies fríos. Las plantillas de lana son una de las opciones clásicas para los meses de invierno, un material natural, transpirable, excelente para mantener el calor y muy agradable al tacto, gracias a su textura suave y mullida.

Las plantillas de piel también son una excelente elección para proteger tus pies del frío. Dentro del catálogo actual de plantillas de invierno también destacan las plantillas fabricadas con tejidos técnicos, capaces de ofrecer un confort térmico óptimo con un grosor mínimo, por lo que resultan muy cómodas de usar con cualquier tipo de calzado.

  1. Mantente bien hidratado

¿Sabías que la deshidratación también puede provocar frío en los pies? En estos casos, la solución para los pies fríos es realmente sencilla. La Organización Mundial de la Salud recomienda beber entre 1,5 litros y 2 litros de agua al día, aunque la cantidad adecuada dependerá también de nuestro sexo, nuestra edad o nuestro peso, entre otros factores. También puedes aumentar tu ingesta de líquidos con caldos, zumos o infusiones, perfectas para entonarse durante los fríos meses de invierno.

  1. Hidroterapia

Remojar los pies en agua tibia durante unos minutos al terminar tu jornada o realizar baños de contraste, alternando agua fría y agua caliente, son otras soluciones sencillas pero muy eficaces para combatir la sensación de pies fríos en invierno. Estas prácticas activan la circulación de la sangre en los pies, reduciendo la sensación de frío, y relajan su musculatura, por lo que también es un remedio estupendo si sufres de pies cansados.

  1. Masajes relajantes

Aunque la mayoría del tiempo no seamos conscientes de ello, nuestros pies están sometidos a mucha tensión a lo largo del día, especialmente si trabajas de pie o andando. Masajear los pies durante unos minutos cada día es una de las medidas más recomendadas para cuidar de su salud y mejorar su bienestar.

Además, al igual que la hidroterapia, los masajes activan la circulación sanguínea, por lo que también te serán de ayuda para combatir los pies fríos. Y si aprovechas este momento para aplicar una buena crema hidratante o un aceite relajante, como el de romero o el árbol del té, conseguirás una rutina completa para el bienestar y la belleza de tus pies.

  1. Alimentos para combatir el frío

Algunos alimentos también pueden sernos de ayuda para combatir la sensación de pies fríos en invierno. Los alimentos ricos en magnesio, como las espinacas, la quinoa y muchos frutos secos, o especias como la pimienta, el curry o la canela aumentan la frecuencia cardíaca, lo que hará que fluya más sangre hacia los pies. Por otro lado, el alcohol, la cafeína o la nicotina tienen un efecto contrario.

Como ves, siempre que no existan patologías añadidas, los pies fríos son un problema bastante fácil de solucionar. Protege tus pies de las bajas temperaturas con un calzado, unos calcetines y unas plantillas de invierno, pon en práctica estos sencillos consejos para cuidarlos cada día ¡y prepárate para disfrutar del invierno como nunca!

Artículos relacionados:









El cuidado de los pies para mantenerlos suaves e hidratados 26 January 2022 No Comments

pies suavesCallos, durezas, talones agrietados, ampollas… ¿Has sufrido alguna vez alguno de estos problemas de los pies? Estos trastornos son muy comunes y generalmente, no revisten demasiada gravedad, pero no por ello debemos restarles importancia.

Además de usar un calzado adecuado, el cuidado de los pies también es clave para solucionar y prevenir estas dolencias. Si quieres aprender cómo mantener tus pies sanos y suaves, ¡sigue leyendo y toma nota de estos consejos!

Pies descuidados: síntomas y causas

Los pies siempre deberían formar parte de nuestra rutina diaria de higiene y cuidados personales pero lo cierto es que, en la mayoría de las ocasiones, no nos acordamos de esta parte del cuerpo hasta que aparece el dolor. Algunas patologías, como los juanetes o los pies planos, cavos o valgos están causadas por malformaciones congénitas y requieren de una solución quirúrgica, pero, muchas otras veces, la causa del sufrimiento de nuestros pies es mucho más fácil de solucionar.

La hiperqueratosis, por ejemplo, es uno de los trastornos más comunes asociadas a un cuidado de los pies deficiente. Esta afección se produce cuando las células muertas se acumulan en la parte superficial de la piel, compuesta por queratina, engrosándola y endureciéndola para proteger estas partes del pie de una fricción excesiva. Las durezas y los callos son la manifestación visible de este endurecimiento, con causas muy similares pero características diferentes.

Las durezas suelen afectar principalmente a la zona del talón y la almohadilla de la planta del pie, donde la piel se endurece, se reseca y se agrieta. Aunque suelen ser indoloras, las durezas resultan muy antiestéticas, especialmente a la hora de lucir nuestro calzado de verano. Los callos, sin embargo, suelen localizarse en la parte superior o los laterales de los dedos. A diferencia de las durezas, que afectan a una zona más amplia y no tienen forma definida, los callos suelen presentar una forma pequeña y redondeada y una coloración amarillenta.

Cuidados para mantener tus pies sanos

¿Cómo tener los pies sanos, suaves y sin durezas? Con un cuidado para los pies adecuado es posible prevenir la aparición de callos, durezas y otros trastornos menores, pero si ya es demasiado tarde, ¡todavía existen soluciones! A continuación, te explicamos en detalle todas las claves para lucir unos pies sanos e hidratados, sea cual sea la época del año:

  • Los zapatos que usas cada día repercuten de forma directa en la salud de tus pies, pero, ¿cómo puedes saber si este calzado es el más adecuado para cuidarlos? La comodidad es clave, pero tus zapatos también deben ofrecer la estabilidad y la sujeción suficiente para mantener una pisada correcta. Los expertos en el cuidado de los pies recomiendan escoger un calzado que no comprima los laterales del pie, con una horma con tamaño suficiente para que no nos aprieten y nos resulten cómodos, sin que nuestros pies se deslicen demasiado dentro del calzado.
  • ¿Sueles usar zapatos de tacón? El uso habitual de tacones excesivos es la causa más común de los problemas de los pies entre las mujeres así que, por mucho que te guste su efecto sobre tu silueta, ¡modera su altura! Si quieres que tus pies lleguen al final del día mucho más frescos y descansados, lo ideal es que tus tacones no superen los 4 centímetros de altura.
  • En verano las chanclas son una opción muy fresca y cómoda para vestir nuestros pies, pero los expertos advierten de que este tipo de calzado abierto, suelto y totalmente plano no resulta nada beneficioso para su salud. Para evitar que tus pies se resientan, prueba a alternar tus sandalias y chanclas con zapatos más cerrados, con mejor sujeción.
  • El uso de calcetines es una forma sencilla pero muy eficaz de prevenir la aparición de durezas, callos y otros problemas generados por un exceso de fricción, como las ampollas. Para un cuidado de los pies óptimo, escoge calcetines fabricados con fibras naturales, como el algodón, que protegen los pies y garantizan la transpiración.
  • Las plantillas son otro accesorio muy útil tanto para el cuidado de los pies con durezas como para los pies cansados, por lo que resultan muy recomendables si pasas muchas horas de pie o caminando. Incorporando unas plantillas a tu calzado, lograrás reducir la presión sobre zonas estratégicas como el talón, previniendo su aparición. Además, su uso habitual no solo hará que tus zapatos resulten mucho más cómodos, también te ayudará a mantener una alineación postural adecuada y una pisada correcta. Si buscas unas plantillas para durezas de los pies, te recomendamos probar unas plantillas de gel o silicona, excepcionalmente suaves y confortables.
  • El cuidado para los pies con resecos o con durezas incluye tres pasos básicos: limpieza, exfoliación e hidratación. Para eliminar el exceso de células muertas puedes usar una piedra pómez, una lima manual o una electrónica, una solución fabulosa para conseguir unos pies suaves y sin durezas. Después, procede a aplicar una crema hidratante específica, preferentemente por la noche para que sus componentes activos puedan actuar durante más tiempo.
  • Si sufres de callos en los pies, para eliminarlas necesitarás un producto específico para estos trastornos de la piel, como una crema callicida o apósitos con activos reparadores. Estas soluciones tópicas suelen contener ácido salicílico o urea, dos componentes que ayudan a disolver la queratina acumulada, exfoliar la piel y prevenir la pérdida de agua, para que los pies queden suaves y bien hidratados. Una vez solucionado el problema, puedes prevenir su reaparición exfoliándolos con regularidad e hidratándolos diariamente.
  • Los masajes son una práctica que siempre deberías incluir dentro de tu rutina de cuidado de los pies, fantásticos para aliviar las tensiones musculares acumuladas a lo largo del día. Masajea cada zona con movimientos circulares: tobillo, talón, arco plantar, empeine, yemas de los dedos… Con solo unos minutos, ¡te aseguramos que notarás la diferencia!

Ahora que ya sabes cómo cuidar de la salud de tus pies, ¡solo queda poner en práctica lo aprendido! Ten en cuenta las recomendaciones anteriores y repite estos cuidados a diario. ¡Solo necesitas un poco de constancia para lucir unos pies hidratados y suaves como la seda!

Si quieres saber más acerca de los cuidados de los pies, no dudes en visitar Offarm.

Artículos relacionados:









4 trucos para zapatos que quedan grandes 20 December 2021 No Comments

Zapatos que quedan grandes¿Te han regalado unos nuevos zapatos que te encantan, pero no han acertado con la talla? ¿Tu calzado te roza o se mueve al caminar? Una talla demasiado pequeña tiene difícil solución, si tu problema es el contrario, a continuación, te contamos algunos trucos para zapatos que quedan grandes, con los que conseguirás que te ajusten a la perfección. ¡Sigue leyendo y descubre estas sencillas pero eficaces soluciones!

Plantillas para zapatos grandes

Si tienes hermanos mayores, es muy posible que en alguna ocasión hayas heredado su uniforme, su ropa, su calzado o sus libros. Esta es una estrategia habitual para ahorrar costes con la vuelta al cole, pero, lamentablemente, estos zapatos de segunda mano no siempre se adaptan a las necesidades de su nuevo dueño. ¿Tus hijos se quejan porque su nuevo calzado escolar les resulta incómodo? Usar unas plantillas para ajustar zapatos es una de las opciones más fáciles que podrás encontrar para solventar problemas de talla.

Durante los últimos años, cada vez más personas apuestan por el uso de plantillas buscando una mayor comodidad, pero estos complementos también ofrecen ventajas muy interesantes para todos aquellos que buscan trucos para zapatos grandes. Dependiendo de su grosor, usando unas plantillas para ajustar zapatos conseguirás que una o dos tallas de más sean prácticamente imperceptibles y que tu calzado te quede perfecto.

El catálogo actual de plantillas cuenta con un rango de grosores bastante amplio. En las plantillas más finas, como las plantillas de piel o de tejidos técnicos, tienen un espesor de poco más de un milímetro. Si buscas unas plantillas para zapatos grandes, te recomendamos decantarte por unas plantillas de grosor medio, entre dos y cinco centímetros dependiendo de tus necesidades. Las plantillas de lana, por ejemplo, son una opción ideal para el calzado de invierno, que además te proporcionarán una sensación de pisada cómoda y mullida de lo más agradable.

¿Necesitas remedios para zapatos grandes de verano? Entonces, te aconsejamos optar por unas plantillas de silicona o gel, muy prácticas para mejorar el ajuste y excelentes desde el punto de vista del confort y la transpirabilidad.

Taloneras para zapatos grandes

Las plantillas para ajustar zapatos son una solución óptima cuando el calzado no se corresponde con nuestra talla habitual, pero también puede ocurrir que, aun utilizando la talla correcta, el propio diseño de nuestras botas, zapatos o sandalias no se ajuste a nuestros pies tan bien como debería. Unos pocos milímetros de más pueden ser suficientes para que esos zapatos que tanto te gustaron en la tienda no te resulten cómodos para el día a día, pero, ¡no te preocupes! Las taloneras o medias plantillas serán otras de tus grandes aliadas si buscas trucos para zapatos que quedan grandes.

¿Qué ventajas supone usar taloneras para zapatos grandes? Estos accesorios se sitúan en la parte posterior del interior del calzado, elevando la zona del talón. Su uso es muy habitual entre deportistas, por ejemplo, ya que permite mejorar la absorción de impactos mientras corremos o caminamos y reducir la presión ejercida sobre el talón y el tobillo. De esta forma, podemos evitar sobrecargas musculares y mantener una pisada correcta en todo momento.

Pero, más allá de todos estos beneficios, este tipo de plantillas para zapatos grandes también te permitirá rellenar esos centímetros sobrantes en la zona posterior y conseguir que el pie quede más sujeto, por lo que resultan un remedio fantástico para zapatos grandes con cordones, botas o botines. Si hablamos de sandalias o zapatos abiertos, las taloneras para zapatos grandes de silicona o de gel constituyen una opción ideal para este tipo de calzado, muy cómodas y extremadamente discretas.

Protectores de dedos para zapatos

Uno de los problemas más molestos que supone llevar unos zapatos grandes es que, al tener demasiado espacio libre dentro del calzado, nuestros pies se deslizan hacia la zona delantera, oprimiendo los dedos. Uno de los remedios tradicionales para estos casos es introducir en la punta del zapato un trozo de algodón, para evitar el desplazamiento del pie. Sin embargo, con el paso de las horas, esta solución improvisada pierde efectividad. Si pasas muchas horas de pie o buscas soluciones que te permitan estar cómodo durante toda la jornada, los protectores de dedos para zapatos representan una excelente alternativa para minimizar el espacio sobrante y conseguir un mejor ajuste.

Estos elementos se utilizan para prevenir trastornos habituales de los pies como los juanetes, las durezas o los espolones, evitar ampollas o rozaduras, proteger los dedos de los pies, separarlos o corregir su posición. Al estar fabricados con gel o silicona, estos protectores de dedos para zapatos resultan muy cómodos de llevar y pueden ser realmente útiles para mejorar la adaptación del calzado en la zona delantera, reducir la presión sobre los dedos y evitar ampollas o rozaduras.

Calcetines, remedios tradicionales para zapatos grandes

Además de las plantillas para ajustar zapatos, usar calcetines es otra forma sencilla para solucionar las molestias e incomodidades derivadas de una talla excesiva. Los calcetines gruesos son uno de los remedios para zapatos grandes más populares para mejorar el ajuste del calzado de invierno, especialmente prácticos si te decantas por tejidos con cuerpo, como la lana o los calcetines con forro polar.

Usar este tipo de calcetines reduce notablemente el espacio disponible dentro del calzado. Por esta razón, antes de comprar unas nuevas botas o zapatos de invierno, siempre se recomienda probarlos con los calcetines con los que vayas a ponértelos. Con unos calcetines gruesos es normal necesitar una talla más de lo habitual para que el calzado no te apriete y tus pies puedan moverse con libertad.

Sin embargo, si bien usar calcetines es una solución muy práctica para el invierno, cuando se trata de trucos para zapatos grandes de verano este remedio no resulta tan eficaz. Por un lado, durante los meses de calor usamos calcetines mucho más finos, por lo que su capacidad para salvar una diferencia de talla es mucho menor. Por otro lado, esta prenda también puede contribuir a aumentar la sudoración de los pies y dificultar la transpiración si no elegimos el tejido adecuado, por lo que en estos casos sería más cómodo usar unas plantillas para zapatos grandes.

Como ves, existen alternativas simples y muy económicas para lograr que los el tamaño de tus zapatos deje de ser un problema así que, antes de desterrarlos al fondo de tu armario o despedirte de ellos definitivamente echándolos al contenedor de reciclaje, ¡anímate a poner en práctica estos trucos para zapatos grandes y dales una nueva oportunidad!

Si quieres conocer más trucos para zapatos que te quedan grandes, no dudes en visitar ABC.

Artículos relacionados:









Plantillas de invierno infantiles: qué debes tener en cuenta 19 November 2021 No Comments

plantillas invierno infantilesUn año más, llega el momento de despedirnos de las vacaciones, volver a las aulas y prepararnos para afrontar la inminente temporada invernal. Las sandalias y chanclas dejan sitio a las botas, botines y zapatos pero, ¿te has acordado de incluir también unas nuevas plantillas infantiles en el cambio de armario de tus hijos?

Las plantillas de invierno son un básico para usuarios todoterreno como los niños pero, ¿cómo elegir la más adecuada? ¿Qué requisitos deben cumplir para garantizar un confort máximo? ¡Sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas saber sobre las plantillas para zapatos para los más pequeños!

Plantillas infantiles para el frío: ¡ponte a punto para el invierno!

El colegio, las clases extraescolares, las tardes de juego en el parque, los paseos y excursiones familiares de fin de semana… Con el inicio del nuevo curso escolar, la agenda de cualquier niño se llena de actividades y por supuesto, ¡las bajas temperaturas no serán razón suficiente para pararlos! Las plantillas infantiles son un accesorio ideal para cuidar de los pies infantiles durante los meses más fríos del año, sin que las inclemencias climatológicas afecten a su confort.

¿Qué debemos tener en cuenta para escoger las plantillas de invierno más adecuadas para los más pequeños de la casa? Estas son algunas de las cualidades con las que deben contar unas buenas plantillas infantiles para el frío, que repasaremos en detalle a continuación:

  • Diseño anatómico, para garantizar un ajuste óptimo y mejorar la sujeción del calzado.
  • Alta resistencia, para ser capaces de soportar el uso intensivo que caracteriza a los usuarios infantiles.
  • Fabricadas con materiales específicos para el frío, que permitan mantener una temperatura de confort óptima y estable dentro del calzado incluso durante los días más gélidos, con lluvia o con nieve.
  • Transpirables, para mantener los pies siempre secos, libres de sudor y humedad, y evitar problemas de malos olores.

 Diseño y ergonomía para usuarios infantiles

A pesar de su aparente sencillez, las plantillas para calzado cuentan con un diseño cuidado al milímetro para adaptarse a la morfología del pie de los niños. Al incorporar unas plantillas infantiles al calzado de uso diario, lograremos que el peso del cuerpo se distribuya de forma más uniforme a lo largo de toda la planta del pie. De esta forma, se consigue una mayor la estabilidad al caminar o correr, manteniendo una postura bien alineada y una pisada correcta en todo momento. Como resultado, las plantillas infantiles conseguirán que las botas y zapatos de invierno resulten mucho más cómodos de llevar.

Además, muchas plantillas para calzado infantil, como las plantillas Urban, que podrás encontrar dentro del catálogo online de Plantillas Coimbra, incluyen también un soporte adicional en la zona del talón, para reducir la presión sobre esta parte del pie y mejorar la sujeción del calzado.

Junto de su diseño, el grosor también es un factor clave para elegir unas nuevas plantillas infantiles para el frío. Las plantillas de invierno suelen ser ligeramente más gruesas que las plantillas convencionales, especialmente si optas por materiales como la lana. Para asegurarte de que resultan cómodas, te recomendamos probar tus plantillas con el calzado y los calcetines con los que vayas a utilizarlas. Así, podrás comprobar que queda suficiente espacio dentro de tus botas o zapatos para que el pie pueda moverse libremente, sin presionar la zona de los dedos.

Plantillas de invierno: opciones clásicas y nuevas tendencias

Ahora que ya tienes claro los objetivos que deben cumplir estos complementos para calzado, ¡veamos las opciones que nos ofrece el mercado actual de plantillas para zapatos infantiles para el frío! La oferta de plantillas de invierno se ha ampliado de forma notable durante los últimos años, incorporando materiales y tejidos técnicos de nueva generación, desarrollados para ofrecer una protección máxima en entornos de bajas temperaturas, con un grosor mínimo.

Dentro de estos nuevos materiales, los tejidos polares son una de las opciones estrella para las plantillas de invierno ya que, además de ofrecer un confort térmico imbatible, también resultan muy cómodas de llevar y agradables al tacto. Las plantillas Igloo Polar Infantil, por ejemplo, combinan el tejido polar con una capa intermedia de látex con carbón activo, para absorber malos olores, y una base de espuma de látex gofrada para mejorar la ventilación dentro del calzado y la eliminación del sudor.

Por otro lado, los materiales naturales, como la lana o la piel, continúan siendo opciones preferentes dentro del catálogo de plantillas de invierno, tanto para niños como para usuarios adultos. Si tenemos en cuenta su poder calorífico y aislante, la lana o el visón merino ofrecen unas propiedades naturales imbatibles para protegernos contra el frío, además de una sensación mullida y esponjosa que las hace realmente confortables. Dentro de esta categoría, destacan plantillas infantiles como Termal Kids, de lana 100% combinada con material aislante y aluminio para una protección máxima incluso en los entornos más adversos, o Classic Piel Infantil, de piel curtida al vegetal, sin tintes ni barnices.

Plantillas infantiles deportivas

¿Estás buscando unas plantillas infantiles para calzado deportivo? En este caso, la transpiración es todavía más importante, ya que la práctica deportiva suele estar asociada a un aumento de la sudoración. Para garantizar que los pies de los niños se mantienen siempre secos y calientes mientras practican su deporte favorito y prevenir los malos olores, te aconsejamos optar por unas plantillas de invierno con un tratamiento antibacteriano o aromatizadas, como las plantillas Ocean Blue Infantil, las plantillas Kingu o la línea Sudex Oro Niños.

Para terminar, ¡algunos consejos para alargar la vida útil de tus plantillas infantiles! Las plantillas para calzado deben airearse con frecuencia para mantenerse siempre en perfecto estado de revista. Para limpiarlas, solo necesitas frotarlas suavemente con un paño húmedo y en algunos casos, puedes lavarlas directamente en la lavadora, siempre con agua fría. Si se deforman o se mojan, basta con dejarlas secar junto a una fuente de calor, como un radiador, para que recuperen su forma original. ¡Elige ya tus plantillas de invierno y prepara a los niños para disfrutar de esta nueva temporada, con total comodidad!

 

Si quieres saber más acerca de las plantillas y los pies de los niños en invierno, en saposyprincesas.elmundo.es puedes encontrar consejos de como cuidar sus pies en esta época.

 

Artículos relacionados:

 









¿Muchas horas de pie? ¿Cómo aliviar el dolor de pies por cansancio? 21 October 2021 No Comments

Llegar a casa al final de la jornada con los pies cansados es una experiencia relativamente común pero, ¿sabes por qué duelen los pies? ¿Qué puedes hacer para evitar esa sensación de fatiga o pesadez?

Cuidar de tus pies cada día con un pequeño masaje, usar calzado adecuado o unas plantillas para el dolor de pies son algunas soluciones sencillas pero muy eficaces para este problema. Si tu rutina diaria incluye muchas horas de pie o caminando, ¡toma nota de estos consejos y descubre cómo olvidarte del dolor!

¿Por qué duelen los pies? Causas y síntomas

Muchas personas sufren de pies cansados en algún momento de su vida y si bien esta dolencia no suele representar un problema grave, no por ello debemos dejar de prestarle atención. Para entender por qué duelen los pies, piensa en las actividades que sueles realizar dentro de tu rutina diaria. ¿Pasas muchas horas sentado delante del ordenador? ¿Tu trabajo te exige permanecer mucho tiempo de pie o caminando? ¿Eres aficionado al running, pero sientes que tus pies se resienten tras tus sesiones de entrenamiento?

Los esfuerzos físicos excesivos y prolongados aumentan la presión sobre esta parte del cuerpo, lo que puede ocasionar molestias o dolor especialmente en la planta del pie o el tobillo. Una vida excesivamente sedentaria también puede ocasionar problemas de circulación sanguínea en las piernas, otra de las causas más habituales del dolor en los pies.

En muchas ocasiones, la causa principal de los pies cansados radica en un calzado inadecuado. Los tacones excesivos o las punteras demasiado estrechas, por ejemplo, pueden suponer una verdadera tortura para nuestros pies si los usamos durante muchas horas. Los expertos en el cuidado de los pies recomiendan no usar tacones de más de 4 centímetros pero, además, incorporar a tu calzado de uso diario unas plantillas para el dolor de pies también te será de gran ayuda para aliviar este problema y llegar al final del día con los pies mucho más frescos.

Más allá de las causas físicas, el estrés o la ansiedad también pueden tener consecuencias para la salud de nuestros pies. Estar sometido a demasiada presión psicológica puede provocar alteraciones en nuestra postura o agarrotamientos musculares, que afectan a la forma en la que caminamos y pueden contribuir a causar esa sensación de pies cansados o doloridos.

Plantillas para el dolor de pies: ¿cómo funcionan?

Unos hábitos de vida saludables, que incluyan una actividad física moderada, son uno de los remedios más eficaces para prevenir los pies cansados, pero cambiar nuestra rutina del día a día puede resultar complicado para algunas personas. Si no puedes evitar pasar muchas horas de pie o tu trabajo implica realizar largas caminatas, las plantillas para el dolor de pies representan una de las formas más sencillas para conseguir que tu jornada resulte mucho más llevadera pero, ¿cómo funcionan exactamente estos complementos para calzado?

Las plantillas para estar muchas horas de pie cuentan con un diseño específico, que nos ayuda a mantener una postura correcta y una alineación postural adecuada. El uso de plantillas para calzado nos ayuda a distribuir el peso corporal de forma uniforme a lo largo de toda la planta del pie, evitando una presión excesiva tanto en el talón como en la parte delantera, lo que resulta especialmente conveniente si usas tacones o debes permanecer mucho tiempo en pie y sin moverte.

Si buscas unas plantillas para el dolor de pies, lo más recomendable es optar por unas plantillas anatómicas con un refuerzo adicional en la zona del talón, que te permitirá mejorar la amortiguación de los impactos a los que se ve sometido el cuerpo con cada pisada. La Plantilla Prestige Piel, por ejemplo, disponible en el catálogo online de Plantillas Coimbra, cuenta con un grosor de 5,5 milímetros en la parte delantera y de 10 milímetros en la zona del talón, para asegurarte un confort máximo en cada paso.

Escoger la plantilla adecuada: diseño y materiales

Este tipo de accesorios resultan especialmente adecuados si necesitas unas plantillas para estar muchas horas de pie o si sueles sufrir de dolores en las lumbares o las cervicales, que en muchas ocasiones están causados por una mala postura. Al someter a nuestros pies a un esfuerzo excesivo, nuestro sistema músculo esquelético lo compensa trasladando la carga a otras zonas del cuerpo, lo que puede provocar molestias, cansancio y dolor en las piernas y la espalda.

Además, la transpirabilidad también es un factor clave a la hora de escoger unas plantillas para el dolor de pies. Los materiales naturales, como la piel o el algodón, son ideales para absorber la sudoración y mantener tus pies libres de humedad. Las plantillas con tratamientos antibacterianos o carbón activo, como la línea Prestige Piel, también representan una opción muy recomendable para garantizar una buena transpiración y evitar problemas de malos olores.

Consejos sencillos para aliviar el dolor de pies por cansancio

Además de escoger un calzado cómodo y usar unas plantillas para el dolor de pies, también existen muchos remedios caseros muy fáciles de poner en práctica, con los que mimar tus pies cada día:

  • Mantener los pies en alto durante unos minutos es una forma sencilla de favorecer una buena circulación de la sangre en las extremidades inferiores y evitar problemas de retención de líquidos.
  • Andar descalzo sobre una superficie blanda, como la arena, el césped o una alfombra mullida, también contribuye a activar la circulación en los pies.
  • Los baños de contraste, alternando agua caliente y fría, o remojar los pies durante unos minutos en agua con sal son otro remedio ideal para aliviar la inflamación y la fatiga acumulada.
  • Incluir en tu rutina diaria de cuidados personales un pequeño masaje es otra solución fantástica para aliviar el dolor de pies por cansancio. Presiona suavemente toda la planta del pie, desde los pulgares al talón, para relajar los músculos.
  • Los expertos en la salud de los pies también aconsejan realizar estiramientos suaves, moviendo los dedos y el tobillo, estirando y contrayendo la planta o estimulando los músculos deslizando los pies sobre una pelota o una botella. ¡Solo necesitas unos minutos cada día para notar los resultados!

Además de seguir estos sencillos consejos, recuerda que equiparte con un calzado y unas plantillas adecuadas también es fundamental para reducir la fatiga y mejorar tu comodidad. Si quieres conocer más detalles sobre la oferta actual de plantillas para el dolor de pies, ¡visita el catálogo de Plantillas Coimbra y prepárate para decir adiós a los pies cansados para siempre!

 

Si quieres conocer más consejos acerca del dolor de pies, no dudes en visitar Podoactiva.com

 

Artículos relacionados:

 









¿Sufres de pies fríos durante el embarazo? ¡Atenta a nuestros consejos! 20 September 2021 No Comments

mujer-embarazada

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre debería ser una buena noticia, pero antes, cualquier mujer tiene por delante nueve meses de gestación en los que su cuerpo sufre una auténtica revolución interna. Los sofocos o la sensación de pies fríos en el embarazo son síntomas muy comunes en las mujeres gestantes.

¿Por qué ocurre y cómo podemos remediarlo? Si estás embarazada, ¡sigue leyendo y te contamos cómo cuidar de la salud de tus pies durante esta etapa!

¿Es normal tener los pies fríos en el embarazo?

La sensación de frío o calor es muy habitual durante las primeras semanas de gestación, aunque no afecta de la misma forma a todas las mujeres. Muchas afirman sentir una sensación de frío generalizado, mientras que en otros casos puede aparecer una sensación de sofoco o calor intenso. ¿Por qué las mujeres gestantes sufren de pies fríos en el embarazo? La causa fundamental son los cambios hormonales que sufre el cuerpo femenino durante estos meses, en los que aumenta la producción de progesterona y descienden los estrógenos.

Como resultado, el cuerpo de las mujeres en estado sufre una alteración en la forma en que percibe el calor y el frío. Sentir los pies helados en el embarazo es uno de los síntomas más comunes, que puede verse agravado si nos sometemos a cambios bruscos de temperatura o emociones intensas.

En general, sentir los pies fríos durante el embarazo no es un problema grave, a no ser que venga acompañado de otras patologías como fiebre, dolor abdominal o escozor al orinar, que podrían ser indicios de infecciones u otros trastornos. En estos casos, siempre es recomendable consultar con tu médico para asegurarnos de que todo va bien.

¿Cómo afecta el embarazo a nuestros pies?

Durante la gestación, el cuerpo de la mujer sufre infinidad de cambios, pero, ¿cómo afecta este estado a nuestros pies? El aumento de peso a medida que avanza el embarazo y el cambio en el centro de gravedad provoca una mayor presión sobre la zona de los talones, que hace que las mujeres embarazadas se muevan y caminen de una forma diferente. Esta redistribución del peso puede provocar también dolor en la planta del pie y el hundimiento de la bóveda plantar, especialmente durante el primer trimestre.

Además de la sensación de pies fríos en el embarazo, los cambios hormonales asociados a este estado también pueden dar lugar a alteraciones en la regulación de la humedad corporal, lo que hace aumentar la sudoración.

Otro de los problemas más habituales entre las embarazadas son los edemas en los pies y los tobillos, que se hinchan como resultado de la retención de líquidos por la compresión del útero sobre las venas que rodean a la pelvis y la vena cava. El crecimiento del útero hace que la circulación sanguínea en las piernas se ralentice y los fluidos se acumulen en los tejidos de los pies y los tobillos. Esta hinchazón es muy frecuente sobre todo durante el tercer trimestre de embarazo y suele empeorar al final del día o con el calor de los meses de verano.

Consejos para mimar tus pies durante el embarazo

Si estás embarazada, existen muchas formas sencillas para cuidar tus pies durante estos meses y conseguir que la gestación sea mucho más llevadera. Si estás cansada de sentir tus pies helados durante el embarazo, ¡aquí tienes algunos buenos consejos para remediarlo!

  • Para aliviar los problemas de circulación sanguínea que afectan a los pies de las embarazadas durante estos meses, los médicos recomiendan no mantener la misma posición durante mucho tiempo, procurar tener los pies en alto y practicar ejercicio moderado, como pasear.
  • A la hora de elegir tu calzado para estos meses, olvídate de la estética y apuesta por la comodidad. Durante el embarazo es habitual que los pies se hinchen, así que escoge unos zapatos amplios, que no te rocen ni te ajusten, preferiblemente con contrafuertes en la zona del tobillo, para asegurarte una buena sujeción. Las medias de compresión también pueden contribuir a mejorar la circulación sanguínea durante esta etapa.
  • Como hemos comentado antes, el aumento de peso puede provocar un hundimiento en la bóveda plantar que, además de provocar molestias al caminar, puede convertirse en un problema crónico después del parto si no tomamos medidas a tiempo. Las plantillas para calzado son una solución muy práctica para evitar este problema, asegurándote una distribución adecuada del peso corporal a lo largo de toda la planta de pie, aliviando la presión en el arco plantar, el talón y el tobillo. De esta forma, también podrás prevenir sobrecargas en las piernas o dolores en la espalda.
  • Si sufres de pies fríos en el embarazo, incorporar a tu calzado unas plantillas para el frío te será de gran ayuda para sentirte más cómoda. Las plantillas fabricadas en materiales naturales, como la lana, el algodón o el visón merino son una opción excelente para este problema, capaces de adaptarse tanto a calzado de invierno como de verano. Además de garantizarte un confort térmico óptimo, estos materiales transpirables también permitirán eliminar el exceso de sudor y mantener tus pies secos.
  • Las duchas de contraste con agua fría y caliente, los baños en agua con sal o los masajes también son prácticas muy beneficiosas para mejorar la circulación de los pies de las mujeres en estado y conseguir que lleguen al final del día más frescos y descansados.
  • La sudoración excesiva o la aparición de malos olores son otro problema habitual entre las embarazadas. Para solventarlo, lo más fácil es usar calzado y calcetines fabricados en materiales transpirables y unas plantillas para el frío que incluyan tratamientos antibacterianos o compuestos como el carbón activo, para eliminar el mal olor.
  • Para terminar, ¡mantente bien hidratada, tanto por dentro como por fuera! Además de tomar agua y líquidos suficientes, recuerda cuidar de la piel de tus pies hidratándolos diariamente para evitar que se resequen o se agrieten.

Como ves, cuidar de tus pies durante el embarazo no requiere un esfuerzo excesivo. La mayoría de estos consejos deberían formar parte de tu rutina diaria de cuidados corporales, estés embarazada o no, aunque muchas veces olvidemos prestar atención a esta parte del cuerpo. Si además te equipas con el calzado adecuado y unas plantillas para el frío, que te aseguren un buen apoyo plantar, los pies fríos en el embarazo dejarán de ser un problema. ¡Pon en práctica estos consejos y disfruta de esta emocionante etapa de la vida, con total comodidad!

Si quieres saber más acerca de los cuidados durante el embarazo, no dudes en visitar Natalben.com

 

Artículos relacionados: